Actualización

Mensaje del Director Ejecutivo por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

25 Noviembre 2014

Declaración del Dr. Babatunde Osotimehin, Subsecretario General de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo de UNFPA

Al conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, movilicémonos estos 16 días de activismo desde ahora hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos. Únete a los esfuerzos mundiales para "Pintar de Naranja tu Barrio" como parte de la campaña ÚNETE del Secretario General de las Naciones Unidas para Eliminar la Violencia contra la Mujer.

Juntos, tenemos que lograr que nuestras voces sean escuchadas.

No importa quién seas o dónde estés, es el momento de hablar, para romper el silencio y tomar una posición. Ya no podemos permitir que una de cada tres mujeres sufran violencia física o sexual durante su vida.

Es hora de poner fin a la desigualdad de género y la impunidad que permiten que esta violencia y el sufrimiento continúen en una escala tan amplia. Los gobiernos tienen la responsabilidad de defender los derechos humanos para todos, para garantizar la seguridad y la justicia.

Desde abuso doméstico hasta la violencia sexual, del ciber-acoso a la trata de personas, desde temprano, las niñas son forzadas a casarse y sufren mutilación genital, este es el momento de poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en todas sus formas.

Hoy en día, no hay ningún país en el mundo, ni uno, donde las mujeres y las niñas vivan libres de violencia.

El UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas, seguirá apoyando fuertemente el derecho de que cada mujer y niña vivan libres de violencia, de coacción y discriminación. Nos mantendremos fuertes por la salud y derechos sexuales y reproductivos y la igualdad de género.

El UNFPA seguirá apoyando esfuerzos en todo el mundo, desde las escuelas de esposos en Niger hasta el Movimiento de Padara en Zimbabwe, así como la formación de jueces de la comunidad de Amak en Nicaragua, para trabajar con los líderes comunitarios y religiosos, y comprometer a hombres y niños en la eliminación de la violencia y la discriminación contra las mujeres y las niñas.

Estamos trabajando con ONU Mujeres y otros socios para desarrollar estándares globales para los servicios esenciales a las sobrevivientes de violencia basada en género. Estos servicios responden a las necesidades psicosociales, legales y de vivienda, así como a las consecuencias de salud devastadoras que muchas sobrevivientes enfrentan, que van desde embarazos forzados y no deseados hasta abortos inseguros y forzados con lesiones físicas de larga duración y traumas mentales.

El impacto en las comunidades y sociedades por lo general son de largo alcance, y se magnifican aún más en situaciones de crisis.

Desde Siria a Irak, hasta el sur de Sudán, a la República Centroafricana, u otras naciones asoladas por conflictos o desastres naturales, el UNFPA está proporcionando servicios de salud reproductiva, incluyendo atención de salud materna y planificación familiar. Estamos trabajando para asegurar la salud y la seguridad de las mujeres, y que se incluyan partos seguros y protección contra la violencia, estas deben ser priorizadas en las operaciones humanitarias.

La comunidad global está unida en su postura de que la violencia contra la mujer debe terminar y debe ser una prioridad en la Agenda de Desarrollo Post-2015.

El UNFPA seguirá luchando por un mundo libre de violencia para todas las mujeres y niñas. No nos detendremos hasta que la violencia ya no sea tolerada, enviando este capítulo vergonzoso de la historia al lugar donde pertenece.