Noticias

Reafirman Apoyo Global a los Derechos Sexuales y Reproductivos

3 Abril 2019
En todo el mundo, más de 200 millones de mujeres y niñas adolescentes no usan métodos anticonceptivos modernos a pesar de que desean evitar el embarazo, fue el dato aportado hoy ante la 52.ª Comisión de Población y Desarrollo. En Tailandia, un refugio de emergencia para adolescentes embarazadas apoyado por el UNFPA. © UNFPA/Ruth Carr

NACIONES UNIDAS, Nueva York - Ministros y representantes de gobiernos aprobaron hoy por unanimidad una declaración política que reafirma su apoyo al Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD), que estableció que la salud reproductiva, los derechos individuales y el empoderamiento de las mujeres son cruciales para lograr el desarrollo sostenible.
 
La declaración se produce en el marco del 25.º aniversario de la CIPD, que representa un respaldo histórico de los derechos humanos a la salud reproductiva y la autonomía. La declaración de hoy reafirma el apoyo mundial a ese acuerdo revolucionario, y exhorta a dirigentes y organizaciones de todo el mundo a acelerar las acciones orientadas a lograr sus objetivos.
 
También subraya la importancia del acuerdo de la CIPD con miras a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un conjunto de objetivos mundiales para eliminar la pobreza, lograr la igualdad de género y garantizar la salud y el bienestar de todas las personas.

La declaración fue aprobada a las 11:40 a.m., hora de Nueva York, en la sesión de apertura de la 52.ª sesión de la Comisión de Población y Desarrollo
 
"No he oído ninguna objeción", declaró Courtenay Rattray, Representante Permanente de Jamaica ante las Naciones Unidas y Presidente este año de la Comisión. "La decisión ha sido adoptada".
 
Su anuncio fue recibido con aplausos estridentes. 
 
Las personas detrás de las cifras

El UNFPA y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas monitorean juntos la dinámica de la población y los progresos realizados hacia el logro de los objetivos de la CIPD. Los informes presentados a la Comisión muestran que se ha avanzado en la ampliación del acceso a la salud reproductiva, la reducción de la mortalidad materna, y a abordar las prácticas nocivas y la violencia contra las mujeres.
 
"La mortalidad materna ha disminuido en alrededor de un 40 %. Las tasas de matrimonio infantil y de mutilación genital femenina han disminuido. La escuela primaria es accesible a la mayoría de los niños en el mundo, y la esperanza de vida humana ha aumentado en 7 años desde 1994", reflexionó la Directora Ejecutiva, Dra. Natalia Kanem, en sus palabras de apertura. 
 
"Sin embargo, los éxitos que hemos visto son insuficientes", prosiguió. "Millones de personas siguen esperando la promesa de la CIPD: los más de 10 millones de niñas que se casaron con menos de 18 años en 2019, los casi 4 millones de niñas que se someterán a la mutilación genital femenina este año, el 60 % de los jóvenes del continente africano que no tendrán acceso a la escuela secundaria, los más de 200 millones de mujeres y niñas adolescentes que esperan la anticoncepción moderna".
 
En la medida en que avanza la Comisión, los miembros deben ser conscientes de que estas estadísticas representan vidas reales, instó Ashley Judd, Embajadora de Buena Voluntad del UNFPA, quien pronunció el discurso de apertura. 
 
"Las deliberaciones que tengan lugar en esta Comisión llegan a países, comunidades y familias de todo el mundo", afirmó. "Llegan a los dormitorios y los baños de las personas más vulnerables y pueden salvar vidas. Pero sólo si ustedes así lo desean".
 
Con la mira puesta en el futuro

 
La sesión de este año es excepcional, pues marca el 25.º aniversario de la aprobación del Programa de Acción de Viena de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, un momento decisivo de la cooperación internacional", señaló Ulla Tørnaes, ministra de Cooperación para el Desarrollo de Dinamarca, en su discurso en la sesión inaugural. Fue "un reconocimiento histórico consensuado entre 179 gobiernos de que los derechos en materia de salud sexual y reproductiva son en efecto derechos humanos".
 
Pero no han ocurrido cambios suficientes, recordó la ministra Tørnaes a los asistentes.
"Vivimos en un mundo donde algunas personas todavía creen que las chicas son demasiado jóvenes para recibir educación sexual, pero suficientemente mayores para casarse. Eso es absurdo". 
 
En noviembre, la Cumbre de Nairobi sobre la CIPD25 procurará sellar compromisos adicionales de gobiernos, organizaciones, defensores y otras con miras a acelerar los esfuerzos orientados a alcanzar finalmente esas metas. 
 
"Me siento muy orgullosa de que Dinamarca se una a Kenya y el UNFPA como coorganizadora de la Conferencia de alto nivel CIPD+25, que tendrá lugar en Nairobi del 12 al 14 de noviembre", recalcó la ministra Tørnaes. "Esta será una oportunidad para consolidar los 25 años de la CIPD".