Fondo de Población de las Naciones Unidas - Venezuela
Buscar

 

InicioRegiones y PaisesAmérica Latina y el CaribeIndice
Acerca del UNFPA Programa Proyectos Noticias Publicaciones CIPD Enlaces
  INICIOPROGRAMA:  Programas de Cooperación con el Gobierno de Venezuela
 

Fondo de Población de las Naciones Unidas
Esquema del programa para Venezuela (2009-2013)

I. Análisis de la situación

1.Desde el 2004 la actividad económica ha mostrado una tendencia positiva, impulsada por el incremento de los precios internacionales del petróleo. En el 2007, la economía venezolana alcanzó un importante crecimiento del 11.8%. Como resultado de la significativa inversión social a través de programas sociales del gobierno llamados “Misiones” la pobreza ha desminuido de manera constante. Se estima que la proporción de hogares pobres es de 27.5% y los de pobreza extrema de 7.6% (2007).

Documentos del programa país
__* Ingles - Español 2003-2007
__* Ingles - Español 2009-2013
__* Plan de Acción --2009-2013
 

2. Con una población estimada en 27,9 millones (2008), Venezuela es un país en proceso de transición demográfica avanzada. La mortalidad general al igual que la tasa de natalidad han decrecido substancialmente durante los últimos 15 años (la mortalidad en general cayó de 5.1 a 4.3 por mil habitantes, mientras que la de natalidad descendió de 32.8 a 21.5 por mil habitantes). No obstante, la transición demográfica es desigual según regiones y sectores sociales del país. Desde 1950 ha tenido lugar un rápido proceso de urbanización con impactos sociales importantes, especialmente relativos al crecimiento del empleo informal y los problemas de seguridad en las más grandes áreas urbanas. Sobre el noventa por ciento de la población vive en centros urbanos (2000).

3.
Uno de los aspectos que expresa las desigualdades internas es la fecundidad adolescente, que es alta cunado comparada con otros países de la región. Se estima que el 21% del total de los nacimientos corresponde a madres adolescentes. De acuerdo con el censo del 2001, la probabilidad de una adolescente pobre de dar a luz es 5 veces mayor que la de una adolescente con niveles socio-económicos y educativos mas aventajados.

4. La tasa de fertilidad total cayó de 3.2 niños por mujer en 1990 ha 2.84 en 2001. De acuerdo con la última encuesta demográfica y salud (1998), la incidencia de uso de anticonceptivos en mujeres con pareja es de 70%, siendo mayor entre las más educadas, que viven en áreas urbanas y con más alto nivel socioeconómico (58% en mujeres de menor nivel de educación comparada con 75% en mujeres con mayor nivel de educación). Las mujeres pobres tienes una demanda insatisfecha significativa de planificación familiar, que se refleja por una brecha entre hijos/as deseados/as y tenidos/as.

5.
La tasa de mortalidad materna ha estado decreciendo en las últimas décadas, pero el descenso ha disminuido para, desde 1990, mantenerse en un rango en torno a 58 muertes por 100.000 nacidos vivos (2007). Las causas principales de estas muertes están asociadas a complicaciones obstétricas durante el parto y a condiciones postnatales, que explican un 80% de las muertes maternas.

6.
La epidemia del VIH y SIDA está concentrada en grupos vulnerables. Se estima un total de 110.000 personas que viven con VIH (2004). La transmisión sexual es el modo predominante de infección y casi dos tercios de los casos se relacionan con transmisión homosexual y bisexual. En 1990, la tasa de infección de hombres comparada con la de mujeres fue de 17 a 1, mientras que para el 2004 pasó a ser 4 a 1, lo que indica una feminización de la epidemia. Casi la mitad de los nuevos casos ocurre entre adolescentes y jóvenes por debajo de 24 años.

7.
El acceso a posiciones de decisión, a trabajo a tiempo completo y a oportunidades de percibir una remuneración justa, sigue siendo un reto para muchas mujeres, en virtud a su alta responsabilidad en trabajos domésticos y de crianza de los hijos. En el 2005, cerca de 39.000 casos de violencia basada en género (VBG) fueron reportados. Una nueva ley por una vida libre de violencia contra la mujer fue aprobada en 2008.

II. Cooperación anterior y experiencia adquirida

8. El primer Programa País del UNFPA fue formulado en línea con el Plan Nacional de Desarrollo del 2001-2007 y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 . El Programa de País estuvo orientado a contribuir con las prioridades nacionales de desarrollo a través de intervenciones en las áreas de salud sexual y reproductiva y de población y desarrollo. La abogacía y los temas de género fueron temas transversalizados en los componentes del programa.

9. El programa apoyó instituciones nacionales para que fortalecer y mejorar la calidad de servicios sexuales y reproductivos por medio de la formulación, implementación de normas y protocolos, así como del entrenamiento del personal en servicio. UNFPA contribuyó a incrementar la disponibilidad de insumos de salud reproductiva ya mejorar el sistema logístico de insumos anticonceptivos a nivel nacional. Así mismo, la agencia contribuyó al mejoramiento de la respuesta en salud materna a las mujeres adolescentes y jóvenes usuarias de la mayor maternidad de Caracas. La garantía del acceso universal a los servicios públicos de salud sexual y reproductiva, de acuerdo con el modelo de prestación adoptado por el Gobierno, sigue siendo un reto para el próximo programa país.

10. UNFPA apoyó el desarrollo de programas de educación en población y salud sexual y reproductiva, así como el entrenamiento de maestros para el debido manejo de dichos temas en el aula. El programa también trabajo con la fuerza armada para promover los derechos sexuales y reproductivos y la prevención del VIH y de la violencia basada en género. El reciente proceso emprendido por el Ministerio del Poder Popular para la Educación orientado a la revisión de la curricula nacional es una oportunidad para reforzar la inclusión de estos temas en el sistema escolar.

11. UNFPA apoyó el fortalecimiento de capacidades nacionales para generar información socio-demográfica y contribuyó con la formación de recursos humanos en población y demografía, en trabajo conjunto con el Instituto Nacional de Estadística, Universidades y centros especializados, lo que incrementó la capacidad nacional de llevar a cabo análisis sociodemográficos de apoyo a los esfuerzos de planificación del desarrollo a nivel nacional local. Este trabajo debe continuar durante el nuevo Programa País, ya que la disponibilidad de recursos humanos especializados es todavía limitada particularmente a nivel local.

12. UNFPA implementó una estrategia de abogacía y colaboración institucional para avanzar en el logro de la agenda del Cairo y de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. UNFPA trabajó con grupos de mujeres y jóvenes y organizaciones de sociedad civil para implementar la legislación actual en salud y derechos reproductivos, igualdad de género y prevención de violencia. Estos temas han sido importantes en el trabajo de diversos grupos de la sociedad civil, el Instituto Nacional de la Mujer (INAMUJER), la Defensoría del Pueblo y grupos parlamentarios. El próximo Programa requiere disponer de un componente y presupuesto específico destinado a consolidar y expandir el trabajo hecho en igualdad de género y violencia basada en género, asegurando la incorporación del sector judicial.

III. Programa propuesto

13. El programa propuesto se basa en las prioridades del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social 2007-2001; en los objetivos, resultados y estrategias del Marco de Asistencia de Desarrollo de las Naciones Unidas (MANUD); y, en los objetivos de Plan Estratégico de UNFPA 2008-2011.

14. El programa incluye tres componentes: (a) salud y derechos reproductivos; (b) población y desarrollo; y (c) equidad de género. UNFPA transversalizará en todos sus componentes acciones dirigidas a adolescentes y jóvenes.

15. UNFPA adoptará un conjunto de estrategias para la implementación del Programa: (a) promover el diálogo público para avanzar en el logro de la agenda del Cairo y de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; (b) expandir y fortalecer la apropiación nacional, el liderazgo y las capacidades nacionales; (c) promover la creación y el uso de una base de conocimientos de apoyo a las políticas y programas públicos; (d) considerar una estrategia de focalización en algunas áreas del país, a efectos de desarrollar experiencias demostrativas que puedan ser luego expandidas por el gobierno a nivel nacional. Todas estas estrategias adoptarán enfoques sensibles al género y a la diversidad socio-cultural, y basados en derechos humanos.

16. UNFPA contribuirá en programas conjuntos con las demás agencias de las Naciones Unidas en las siguientes áreas: (a) VIH y SIDA; (b) análisis y estadística socio-demográfica; (c) planificación del desarrollo regional y local; (d) equidad de género, incluyendo violencia basada en género; y (d) respuesta en situaciones de emergencia.

 

Salud y derechos reproductivos

Este componente se orienta a apoyar las siguientes prioridades nacionales y objetivos del MANUD: (a) mejorar la calidad de los servicios de salud sexual y reproductiva en el marco del sistema público nacional de salud con especial énfasis en cuidados de emergencia obstétrica (COE), planificación familiar y reducción de la morbilidad y mortalidad materna; (b) apoyar la provisión de educación y servicios integrales en salud sexual y reproductiva para adolescentes; y (c) promover a travpes de medios comunicacionales cambios de comportamiento en adolescentes y jóvenes para prevenir embarazos no deseados, VIH y otras ITS.

Población y desarrollo

Las acciones dentro de este componente contribuirán con aquellas prioridades nacionales y objetivos del MANUD orientadas a fortalecer las capacidades nacionales y locales necesarias para comprender e incorporar los temas de población, con perspectiva de equidad de género y derechos humanos, en las políticas, planes y presupuestos nacionales y locales de reducción de la pobreza.

Equidad de género

Entre las prioridades nacionales y en el marco del MANUD; este componente tiene por objetivo el fortalecimiento de capacidades para planificar, implementar y monitorear políticas y planes y proyectos nacionales y locales orientados a promover la equidad de género y los derechos de las mujeres y jóvenes, así como una vida libre de violencia basada en género y de otras formas de discriminación de la mujer.


IV. Gestión, supervisión y evaluación del programa

Las actividades de monitoreo y evaluación se conducirán de acuerdo a las reglas y orientaciones que en la materia dispone el UNFPA, apoyándose de sistemas nacionales y basado en un enfoque basado en resultados. El Ministerio de Planificación y Desarrollo, en su función de coordinadora de la cooperación técnica internacional, junto con el UNFPA y contrapartes nacionales realizarán revisiones anuales de la implementación del Programa. El personal del UNFPA realizará visitas regulares de campo junto las contrapartes nacionales. La asistencia técnica del UNFPA será provista por instituciones y expertos nacionales y por la oficina regional en Panamá.

El personal de UNFPA en Venezuela incluye un Representante Auxiliar y un personal de apoyo administrativo, de conformidad con la tipología de oficina del país. Con el objeto de fortalecer la ejecución del Programa, UNFPA contratará personal profesional de apoyo al Programa. UNFPA buscará movilizar recursos adicionales de donantes que se adhieren a la agenda del ICPD.

Retos

  • Sigue siendo un reto la garantía de acceso universal a los servicios públicos de salud sexual y reproductiva, de acuerdo con el modelo de presentación adoptado por el gobierno.
  • La elevada tasa de mortalidad materna sigue reflejando profundas desigualdades debido a los diferenciales en el acceso a los servicios de cuidados obstétricos de emergencia y a la planificación familiar de calidad.
  • La necesidad de prevenir y atender el embarazo adolescente con un enfoque multisectorial sigue siendo un reto impostergable.
  • El proceso emprendido por el Ministerio del Poder Popular para la Educación orientado a la revisión de la currícula nacional, es una oportunidad para reforzar la inclusión de estos temas en el sistema escolar así como para avanzar en la construcción de una cultura demográfica en el país, que se exprese , entre otros aspectos, en la generación de capacidades nacionales y locales para la incorporación de la dimensión poblacional en el diseño y ejecución de políticas públicas nacionales y locales.
  • A pesar de los avances en materia de equidad e igualdad de género en Venezuela, persiste una importante brecha en cuanto al ejercicio de los derechos reproductivos y del derecho a una vida libre de violencia, especialmente en la población más pobre. En este ámbito, es prioritario fortalecer las capacidades nacionales de las instituciones rectoras en la formulación de políticas y programas que propicien una cultura de igualdad de género que incida en la transformación de patrones socioculturales discriminatorios.
 

 

 Subir

 

©2004 Fondo de Población de las Naciones Unidas. Reservado todos los derechos.
UNFPA Venezuela:Centro Gerencial Mohedano. Piso 9 Ofc.9-B. Calle Chaguaramos cruce con Calle Mohedano. La Castellana. Caracas, Venezuela.

Condiciones Politica de Confidencialidad