Press Release

UNFPA Publica Estado de la Población Mundial 2016

20 October 2016
Niña 10 años - LATAM

NACIONES UNIDAS, Nueva York, 20 de octubre de 2016—El matrimonio forzado, el trabajo infantil, la mutilación genital femenina y otras prácticas que merman la salud y los derechos de las niñas amenazan la ambiciosa agenda para el desarrollo, advierte el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, en el Estado de la Población Mundial 2016, que se dio a conocer hoy.

El reporte analiza cómo factores cruciales como las leyes, servicios, políticas, inversiones, datos y normas que permitan garantizar los derechos de las niñas de 10 años en adelante pueden determinar el cumplimiento de la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. El Estado de la Población Mundial 2016 demuestra que nuestro futuro colectivo depende de cómo apoyemos a esas 60 millones de niñas de 10 años hoy que inician su paso de adolescencia a la vida adulta.

“Impedir el paso seguro y saludable por la adolescencia hacia una edad adulta productiva y autónoma constituye una violación de sus derechos,” dice el Director Ejecutivo del UNFPA, el Dr. Babatunde Osotimehin. “Además es algo que afecta tanto a su comunidad como a su país”, dice el Dr. Osotimehin. “Cuando se desperdicia el potencial de una niña, todos perdemos”.

La nueva agenda para el desarrollo, aprobada por los líderes mundiales en el 2015, es la ruta para alcanzar el progreso económico y social dentro de los próximos 15 años. La misma busca un desarrollo integral y equitativo en el que nadie se quede por fuera. El reporte sostiene que la verdadera prueba del éxito de dicha agenda será si cada niña de 10 años hoy estará sana, educada y será productiva dentro de los próximos 15 años.

El reporte revela que las prácticas que afectan a las niñas y violan sus derechos humanos a partir de la edad de 10 años, les impiden alcanzar su pleno potencial al llegar a la edad adulta y contribuir al progreso económico y social de sus comunidades y naciones.

El Estado de la Población Mundial 2016 señala que a nivel mundial, de los 125 millones de niños de 10 años de edad que existen actualmente, 60 millones son niñas y están sistemáticamente en desventaja al pasar de la adolescencia a la edad adulta. En América Latina y el Caribe hay aproximadamente 5,3 millones de niñas de 10 años de edad.

Hay partes del mundo, en las que a los 10 años las niñas pueden expandir sus horizontes y tener acceso a nuevas posibilidades. Sin embargo, sus contrapartes en otras latitudes, experimentan una época en la que las barreras empiezan a aparecer en el camino a la edad adulta, con opciones limitadas, así como decisiones y oportunidades.

En algunos países y comunidades, cuando una niña cumple los 10 años de edad y llega a la pubertad, puede dejar de ser vista como una niña capaz de alcanzar lo que sea que se proponga y más como un objeto que puede ser vendido, intercambiado o traficado, para matrimonio, tener hijos, trabajar gratuitamente o para explotación sexual.

El reporte destaca que es menos probable que las niñas completen la enseñanza de nivel secundario y universitario y que es más probable que su salud física y mental sea inferior, y les será más difícil encontrar trabajo remunerado.

En el caso de América Latina y el Caribe, actualmente el desempeño escolar de las niñas supera al de los niños, sin embargo persiste el desafío de cerrar las brechas en el caso de las niñas que se quedan atrás a consecuencia de la pobreza, la discapacidad o el origen étnico, entre otros factores.

Según el reporte, el reto actual consiste en aumentar aquellas intervenciones claves que permitan llegar a más niñas, en especial las más pobres y vulnerables, a la edad de 10 años.
En América Latina y el Caribe, más del 90% de los países cuenta con una política, estrategia o programa dirigido a promover la igualdad del acceso de las niñas adolescentes a la educación y un 78% de las niñas asisten a la escuela secundaria.

“En la medida en que invirtamos y apoyemos el desarrollo integral de las niñas de 10 años hoy, tendremos una mejor perspectiva de lo que será nuestro mundo en el 2030,” señala el Dr. Osotimehin. “Con el apoyo de la familia, su comunidad y su país y el ejercicio pleno de sus derechos, una niña de 10 años puede impulsar cambios importantes que nos permitirán tener el futuro que todos queremos.”

Datos Claves

La inversión en las niñas de 10 años de edad puede rendir un dividendo demográfico significativo y un ingreso sustancial a las economías nacionales.

• En América Latina y el Caribe hay aproximadamente 5,3 millones de niñas de 10 años de edad.
• Más de la mitad de los 65 millones de niñas de 10 años de edad del mundo viven en los 48 países con mayor desigualdad de género.
• Si todas las niñas de 10 años de edad que viven en países en desarrollo, completan la enseñanza secundaria, la economía de esos países colectivamente podría dinamizarse con un ingreso anual adicional de 21 mil millones de dólares.

• En América Latina, del 10% al 20% de los jóvenes menciona haber mantenido su primera relación sexual antes de cumplir los 15 años. 
• El 19% de las niñas adolescentes de la región están unidas o casadas. Las jóvenes son más vulnerables a una serie de problemas de salud sexual y reproductiva, como el embarazo en la adolescencia, los abortos en condiciones de riesgo, las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH, la violencia de género, el acoso y la violación.
• En América Latina y el Caribe, en adolescentes menores de 15 años, el riesgo de morir por causas relacionadas con el embarazo es hasta tres veces más que en mujeres mayores de 20 años.
• Nueve de cada 10 niñas de 10 años de edad viven en países en desarrollo, y una de cada cinco vive en un país menos desarrollado: una de cada cinco en la India, y una de cada ocho en China.
• Cada año de educación brinda un aumento de 11,7 por ciento adicional a las niñas en su vida posterior (comparado con 9,6 por ciento para los niños). Sin embargo, 16 millones  de niñas de 6 a 11 años de edad nunca irán a la escuela, el doble del número de niños.
• Si todas las niñas de 10 años de edad completan la enseñanza secundaria, los países en desarrollo podrían contar con un dividendo anual de 21 mil millones de dólares.
• Diez por ciento de las niñas de 5 a 14 años de edad hacen más de 28 horas de trabajo doméstico por semana, el doble que los niños. Tres de cada cuatro niñas trabajadoras no son remuneradas.
• Se estima que 47,700 niñas contraen matrimonio antes de los 18 años de edad.

 

Para mayor información, contactar a:
Gabriela López Escalante
Oficial de Comunicaciones UNFPA Venezuela
Tel: (212) 264-5545
glopez@unfpa.org